Sígueme en Twitter

    25 enero 2010

    Competencias Básicas e Inspección Educativa



    La incorporación de las competencias básicas en la definición del currículo supone un imporante factor de cambio para nuestros centros educativos. Implican una nueva forma de entender la enseñanza y da también un nuevo sentido a lo que significa aprender. Es un cambio que, además, coincide en el tiempo con otras iniciativas más o menos directamente relacionadas y de importante calado: la realización de las pruebas de diagnóstico, el desarrollo de la Escuela 2.0, la participación en los programas educativos europeos, etc.

    Ante esta situación todo el sistema educativo ha de plantearse cuál es su actitud. El profesorado, estimulado normalmente por los centros del profesorado en las distintas comunidades autónomas, ha asumido que es el momento para realizar muchos sueños que estaban pendientes; he tenido muchas oportunidades en los últimos tres años de conocer centros que están reelaborando sus Proyectos Educativos de Centro, creando comisiones de trabajo por ciclos o niveles, revisando sus mecanismos de evaluación, diseñando planes de mejora de corto y largo alcance: es una corriente de renovación e innovación pedagógica silenciosa, que está ocurriendo sin ruido y gradualmente.

    La pregunta ahora es cuál es el papel que juega la inspección educativa: ¿asume una actitud conservadora o adopta la mejora y la innovación como sus objetivos fundamentales? Es posible que en la inspección educativa haya todo tipo de inspectores e inspectoras, pero se detectan señales prometedoras: comisiones mixtas de inspección, centros del profesorado y equipos de orientación, inspectores e inspectoras publicando manuales sobre competencias básicas o asumiendo responsabilidad en relación con el diseño de las pruebas de diagnóstico.

    En realidad, el sistema necesita una inspección educativa que apueste por la mejora a través de la innovación, que acompañe al profesorado en este proceso y que sirva de correa de transmisión de buenas prácticas entre centros.

    En Andalucía esta necesidad toma cuerpo esta semana en el I Congreso de la Inspección Educativa de Andalucía sobre Competencias Básicas y Modelos de Intervención en el Aula, que se celebrará en Mijas del 27 al 29. En este congreso, además de dos conferencias plenarias, se presentarán 27 comunicaciones preparadas por inspectores e inspectoras y que abarcan todas las competencias y distintos aspectos de la labor de la inspección en relación con los centros. Es un momento importante; la inspección educativa tiene que posicionarse: ¿nos ayuda a dar pasos hacia adelante o tenemos que tirar de ella como un lastre? Sólo la primera opción es admisible. Para construir un sistema educativo de calidad tenemos que tirar del carro todos juntos y en la misma dirección.

    Saludos

    5 comentarios:

    Alicia García dijo...

    Pos yo te mandaba pa´lla a dos pero ahora mismico! Que les pagaba hasta el viaje y la manuteción vamos!

    Celestino Arteta dijo...

    Fernando tu entrada me ha parecido magnífica. Creo que estas en lo cierto y tu diagnóstico es muy acertado. Ese movimiento lento se está produciendo y pronto comenzará a verse de manera más efectiva. Creo que con la incorporación masiva de ordenadores y aulas TIC ese trabajo por proyectos para la adquisición de competencias y destrezas es todavía más necesario. Un saludo y continúo siguiendo tu excelente blog

    Silvia González Goñi dijo...

    Ojalá den el empujón que necesitamos...

    Daniel Sánchez dijo...

    Pues, sí, Fernando. Muy bonito pero mientras tanto un día te llega un inspe y te dice que "patatí", al siguiente año llega otro y que "patatá".
    El penúltimo que tuvimos dijo ante 80 profesores/as que la competencia digital lo conseguían rápiso los alumnso y alumnas /en su casa).
    Y el que tenemos este año empeñado en dar él un curso sobre lectoescritura, en lunes(día de curro en los centros por la tarde), y con su versión del asunto ya que tiene algún que otro interés en algún método.
    En fín ¿ qué quieres que te diga ?
    Eso sí conozco a 2 ó (para que no se confunda con 203) 3 que están por la labor de implicarse codo con codo.
    ¡ Pero a mí zona no llegan !
    Salud con ese resfriado y Echinaforte.

    Fernando Trujillo dijo...

    Reconozco que la Inspección no tiene muchos fans entre la profesión, algo habrán hecho para conseguirlo, pero no se puede dejar de reconocer que es interesante que se celebre este I Congreso y que el tercer día (siento que no haya trascendido el programa) se dedique en exclusiva a la coordinación y a extraer conclusiones para el trabajo posterior.
    No sé si se puede pedir esto, pero hay que dar un voto de confianza a la Inspección: creo que salen nuevos aires desde Sevilla y huelen a fresco.