Sígueme en Twitter

    06 septiembre 2007

    De karaokes

    Tengo que reconocerlo, me gustan los karaokes. Es un vicio secreto que sólo practico en casa y cuando vienen a visitarnos amigos y familiares. Como septiembre es todavía un mes ligeramente frívolo - aún no ha empezado la cosa en serio -, todavía podemos tratar temas como éste en un blog tan serio como De estranjis.

    Porque, además de un vicio, el karaoke puede tener su utilidad didáctica. Como prueba, el CNICE ya le dedicó uno de sus artículos, precisamente a algunas de las aplicaciones que comentaremos a continuación.

    Hay varias posibilidades para el karaoke en clase: en primer lugar, a través de alguno de los sitios de karaoke en red, como Ksolo.com (inglés) o Red Karaoke (español pero también otros idiomas), podemos obtener las letras de las canciones y melodías en formato midi (que suenan como aquellos teclados CASIO de los ochenta y que pueden parecer un poco raras a nuestros estudiantes versión mp3 de hoy en día); de la misma forma podemos bajarnos esas melodías en formato midi a nuestro disco duro para evitar el riesgo de la conexión (ya se sabe, se viene abajo cuando más se necesita y cuando menos se espera...y eso si tenemos conexión en la clase), por ejemplo de páginas como FreeKaraoke.com; estos archivos midi (o a veces formato KAR) se pueden reproducir con software gratuito como vanBasco Karaoke Player (aunque yo he probado el Reproductor de Windows y también consigue leer la mayoría).

    También puedes intentar preparar tus propios karaokes con tus canciones favoritas. Software como Karaoke Anything o KaraFun intentan (a veces lo consiguen, a veces no, depende de la canción) eliminar la voz de un archivo mp3 y puedes añadir las letras para cantar a gusto.

    Otra posibilidad es aliarnos con una aparente enemiga, la consola de videojuegos. Sí, la PlayStation tiene un juego de karaoke que incluso tiene la osadía de medir si cantas bien, medio bien o definitivamente mal - en mi casa nos hemos reído mucho con el maldito juego, normalmente a mi costa. Claro que también tenemos una versión para el ordenador y además gratuita, llamada UltraStar.

    ¿Tienes alguna experiencia con el karaoke en clase? Me gustaría conocerla a través de tus comentarios.

    Saludos

    P.S. Una anotación del blog de mi amigo Daenyel fue lo que me hizo pensar que sería interesante dedicar unas líneas a este cantarín invento. Gracias, Dani.

    1 comentarios:

    Daenyel dijo...

    De nada, Fernando.
    Para eso estamos.
    Nunca se me había pasado por la cabeza lo de usar el karaoke en clase. No obstante, creo que es una buena idea y a partir de ahora lo tendré en cuenta.
    No obstante, ahora que recuerdo, mi hermano sí lo ha usado en sus clases, aunque normalmente como "entretenimiento" en fiestas de final de curso, etc.