Sígueme en Twitter

    01 septiembre 2009

    Mi credo pedagógico


    Education is a process of living and not a preparation for future living.
    ...
    The process and the goal of education are one and the same thing.

    John Dewey, Mi credo pedagógico.

    La educación es un proceso de vida y no una preparación para la vida futura.
    El proceso y la meta de la educación son una y la misma cosa.



    Si tu preocupación es cómo enseñar lengua, pregúntate cómo se comunican tus estudiantes y ayúdales a construir textos reales para sus necesidades actuales.

    Si tu preocupación es la lectoescritura, pregúntate qué valor puede tener ejercitar la mano cuando el cerebro no encuentra sentido a lo que hace y ayúdales a construir significado mediante el texto oral y el texto escrito.

    Si tu preocupación es la animación a la lectura, pregúntate si uno puede estar animado a leer por obligación y ayúdales a descubrir los placeres de la lectura según los gustos y preferencias de cada niño y cada niña.

    Si tu preocupación es cómo enseñar una lengua extranjera, pregúntate qué función puede tener esa lengua en sus vidas y ayúdales a usarla en situaciones reales con fines reales.

    Si tu preocupación es cómo enseñar una segunda lengua, pregúntate si tiene sentido enseñar una lengua fuera del aula donde pueden usarla y ayúdales a participar en la vida académica de su clase con sus compañeros y compañeras.

    Si tu preocupación es la interculturalidad o la coeducación, pregúntate si en el aula viven juntos niños y niñas sin enseñar sus pasaportes y ayúdales a trabajar juntos de manera cooperativa e igualitaria.

    Si tu preocupación son las competencias básicas, pregúntate qué problemas le preocupan y ayúdales a encontrar las soluciones.

    Hemos construido una imagen de la infancia tan aislada y protegida que creemos que no tienen vida, ni personal ni social. No es cierto. Tienen vida. Son vida. Educar supone ayudarles a vivir sus vidas para construir así una vida mejor para todos.

    ¡Bienvenidos a De estranjis!
    Comienza el curso 2009-2010.

    7 comentarios:

    ibilbidea dijo...

    Unas palabras muy inspiradoras, gracias por compartirlas.

    Manuel López Caparrós dijo...

    Un buen credo para empezar esta nueva etapa.
    Sabias palabras, Fernando.
    Un abrazo

    cuadernointercultural dijo...

    ¡¡Fantástico este credo!!! ¡¡Nos encanta!! Lo hacemos nuestro. Muchas gracias, Fernando.

    Fernando Trujillo dijo...

    Gracias por vuestra presencia y vuestro ánimo. Creo en vosotros por encima de cualquier otra cosa.

    miguel dijo...

    pues lo mismo digo, a pesar de todo, es un placer saber que en este camino hay personas que aún sueña con Itacas...

    Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

    debes rogar que el viaje sea largo,

    lleno de peripecias, lleno de experiencias.

    No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

    ni la cólera del airado Posidón.

    Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

    si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

    emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

    Los lestrigones y los cíclopes

    y el feroz Posidón no podrán encontrarte

    si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

    si tu alma no los conjura ante ti.

    Debes rogar que el viaje sea largo,

    que sean muchos los días de verano;

    que te vean arribar con gozo, alegremente,

    a puertos que tú antes ignorabas.

    Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

    y comprar unas bellas mercancías:

    madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

    y perfumes placenteros de mil clases.

    Acude a muchas ciudades del Egipto

    para aprender, y aprender de quienes saben.

    Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

    llegar allí, he aquí tu destino.

    Mas no hagas con prisas tu camino;

    mejor será que dure muchos años,

    y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

    rico de cuanto habrás ganado en el camino.

    No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

    Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

    Sin ellas, jamás habrías partido;

    mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

    Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

    Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

    sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas. (Kavafis)

    Juan Rodríguez dijo...

    Me parece, como casi todas tus reflexiones, muy gratificante para ponerse las pilas en este comienzo de curso.
    Una vez más. Felicidades por tus aportaciones. Lo he enlazado en mi blog

    Juan dijo...

    De nuevo das en el clavo Fernando. Creo que la escuela os necesita, pero también necesita una preparación más adecuada del profesorado recién salido de la universidad: compromiso, buenas bases teóricas y sociológicas a parte de una firme pedagogía y una idea profunda para poder cambiar el mundo escolar, más creativamente, sin corsets...

    Saludos Fernando. Espero seguir encontrando agudos comentarios y ánimo a raudales en tu blog, que es el nuestro.

    Juan.