Sígueme en Twitter

    26 marzo 2008

    CEIP Andalucía, en Fuengirola (Málaga)

    Ayer estuve en el CEIP Andalucía, en Fuengirola (Málaga). El CEIP Andalucía es uno de los centros más veteranos en esa localidad de la Costa del Sol y creo que es un centro muy implicado con la atención a la diversidad: recibió en 2003 el premio que concede anualmente la Asociación de Espina Bífida y, como muchos otros centros en este área geográfica, en los últimos años ha incorporado a un porcentaje considerable de alumnado de origen extranjero.

    El CEIP Andalucía tiene un interesante proyecto de formación integral, coordinado con el CEP de Marbella-Coín. La base de este proyecto es el trabajo en equipo del profesorado, que por lo que pude ver ayer está dando resultados. Los grandes temas de trabajos son la inclusividad (interculturalidad y currículum integrado de las lenguas -castellano e inglés- dentro del Plan de Fomento del Plurilingüismo de Andalucía) y la incorporación de las competencias básicas a su práctica (programación, enseñanza y evaluación).

    Ayer hablamos sobre competencias básicas, desarrollando tres ideas del proyecto iCOBAE: ayudamos a que nuestros estudiantes desarrollen sus capacidades a través del Proyecto Educativo del centro y las programaciones de aula, a través del trabajo en el aula (centrado en tareas, basado en un currículum integrado, mediante aprendizaje cooperativo y con una perspectiva de socialización rica) y gracias a medidas de organización y funcionamiento (gestión de la biblioteca, los recursos TIC, los tiempos y espacios extra-curriculares, etc).

    Pero lo fundamental llegó al final: el CEIP Andalucía no necesita expertos en competencias. Están ya todos allí. No me refiero sólo al hecho de que algunas compañeras y compañeros del centro estén dando ponencias dentro de su plan de formación (entre otros, Josué Morata, Tatiana Pérez o Marian Moya hablaron sobre escuela en igualdad, convivencia e interculturalidad), aunque esto me parece muy importante. Lo que quiero decir al afirmar que todos los expertos sobre competencias que necesita el CEIP Andalucía están ya allí es que tenemos que asumir que el profesorado ya es experto en competencias.

    Propongo diferenciar entre formación en competencias básicas y capacitación en competencias básicas. La formación supone un proceso de aprendizaje, que bien puede ser necesario: qué son las competencias básicas, de dónde vienen y dónde nos conducen, qué implican en el terreno práctico, etc., son todos temas de formación. Sin embargo, la capacitación supone la toma de conciencia por parte del profesorado de su capacidad, fruto de la experiencia y de la reflexión sobre la experiencia, para ayudar al alumnado a desarrollar sus competencias. Para incorporar las competencias básicas necesitamos algo de formación y mucha capacitación; es decir, necesitamos reflexión sobre la práctica, evaluación del proceso de enseñanza, elevación de la autoestima profesional, control de los recursos disponibles y toma de decisiones razonada.

    Esa es la base del proyecto iCOBAE, así que al final del proyecto os contaré cómo nos ha ido...

    Saludos a las compañeras y compañeros del CEIP Andalucía

    1 comentarios:

    lmo dijo...

    Así que por mi pueblo y sin decir ni mú...